Si bien he vivido 20 años en la capital de España (por lo tanto soy una madri-maña) mi sangre aragonesa – inevitablemente -burbujea….

Genio y figura hasta la sepultura.

Y solo una palabra (grabada a fuego en mi alma): ¡¡  LIBERTAD !!.

Anuncios