En el día a día, a pie de calle, tod@s hablamos con frecuencia del sexto sentido y lo definimos, de manera implícita, sin saber qué es a ciencia cierta.

Nos expresamos con criterios intuitivos en los que el concepto de “sexto sentido” tiene diversos significados, casi todos éllos acertados, aunque expuestos de forma imprecisa.

Por lo general, entendemos intuitivamente por “sexto sentido”:

1.- La facilidad para captar hechos del entorno que no se manifiestan de forma clara.
2.- La intuición, muy desarrollada, acerca de determinados temas.
3.- El instinto de supervivencia que nos hace alejarnos del peligro.
4.- La capacidad para prever situaciones futuras.
5.- La posibilidad de entender situaciones complejas que se presentan, por primera vez, en nuestras vidas.
6.- La capacidad para conocer a una persona al primer golpe de vista y poder prever alguna de sus reacciones, aunque nunca antes la hayamos visto actuar.

El “sexto sentido” es, por lo tanto, entendido de una manera amplia y definido sin rigor, una suerte de intuición que está mas allá del sentido de la vista, del tacto, del oído, del olfato y del gusto y que nos permite tener conocimientos de diversa índole, con una certeza tan clara como irrefutable.

En efecto, los cinco sentidos parecen ser insuficientes para recibir todo lo que el cosmos tiene para decirnos.

Dos ojos, estratégicamente ubicados, nos permiten captar formas y colores como señales que manda el mundo y que se traducen a un código peceptible para el cerebro.  Los receptores  táctiles, distribuidos por toda la superficie de la piel, hacen que las texturas, la temperatura y los volúmenes sean percibidos como sensaciones.  Otro tanto sucede con los sonidos, los sabores y los olores.

Pero nosotr@s podemos percibir mas fenómenos que, sin duda, son captados a través del “sexto sentido”.

soñando

Lo cierto es que parece haber un punto de conexión – o varios – entre el Universo y el cuerpo, donde se alojaría un receptor sensible a ciertos mensajes que pasan inadvertidos a los cinco sentidos admitidos como los únicos existentes.  Pero lo más interesante es que este sentido, que está desarrollado en forma desigual en las personas, puede hacerse mas perceptivo y sensible a través de una práctica adecuada y ampliarse de acuerdo a las características de su poseedor.

Especialmente, con el poder del sexto sentido se podrá prever con mayor certeza el resultado de una conquista amorosa, de una empresa comercial o descubrir el futuro desenlace de acontecimientos latentes como pueden ser: un engaño, una mentira, un daño, un accidente, las enfermedades e, incluso, la cercana muerte.

La Parapsicología Psicocientífica es una de las ciencias que ha mostrado mayor interés por explicar en qué consiste el “sexto sentido”, haciendo un valioso aporte al estudio de esta facultad que escapa a la razón y actúa silenciosamente de forma repentina.

Así, el sexto sentido hace posible diferentes formas de conocimiento de la realidad circundante, como son las siguientes:

LA CLARIVIDENCIA:

Es una forma de conocimiento paranormal de un suceso objetivo, independiente de la actividad sensorial o racional; el hecho que “se ve” es contemporáneo.  Por ejemplo: una persona, sin saber por qué, toma conocimiento de la muerte de un ser querido.  Lo siente, lo sabe, sin que nadie le haya hecho llegar información de ninguna índole.   Efectivamente, poco después se entera de que ese ser ha muerto en el mismo momento en que élla lo supo.

Terror, miedo, pesadillas-6

 

LA TELEPATÍA:

Es la captación, a distancia, por acción parapsicológica, sin intervención de los sentidos, de cualquier contenido mental.  Es decir, una persona telépata puede “extraer” o captar pensamientos y/o ideas de otra, esté cerca o lejos.  Es lo que vulgarmente se denomina “transmisión de pensamiento”.  Uno de los casos mas comunes de telepatía es aquél en que una persona desea ver, comunicarse o saber algo de alguien y ese alguien, automáticamente, sin lógica aparente, siente la misma necesidad en ese mismo momento.

Cientificos-afirman-que-la-telepatia-entre-parejas-es-real

LA PRECOGNICIÓN:

Es el conocimiento cierto de un hecho futuro, por acción parapsicológica, que no puede ser conocido a través del mero razonamiento.  Suele darse en sueños.  Un ejemplo típico es el de las personas que, antes de un viaje, sueñan con un desastre del medio de transporte que van a utilizar, anulan sus pasajes y, posteriormente, se enteran de que este hecho ha ocurrido.

cover_eyes

LA RETROCOGNICIÓN:

Es el conocimiento cierto de un hecho pasado por acción parapsicológica; es decir, sin la intervención de la razón (si se llega a comprobar la certeza de este hecho, entonces se trataría de clarividencia).   Un ejemplo sería:  los recuerdos de una anterior vida pasada (regresión histórica) con bases demostrables pero sin pruebas físicas.

Ayer

Como he dicho, el sexto sentido no está desarrollado de la misma forma en todas las personas, pero, en cambio, todas tienen la posbilidad de desarrollarlo en profundidad si realizan el entrenamiento adecuado evadiéndose de los convencionalismos.

Es preciso tener en cuenta de que el desarrollo del sexto sentido es posible porque sólo se trata de sacar a la superficie un conocimiento que está en nosotr@s mism@s, en nuestra mente subconsciente y que, muchas veces, queda anulado por la falta de utilización sistemática de este saber.

Tod@s nacemos con la capacidad de conocer el futuro, comunicarnos a distancia con otros seres, y de saber cosas acerca de nuestro pasado, pero dado que la sociedad no acepta oficialmente esta forma de conocimiento, esta capacidad se va anulando progresivamente, hasta que, en algunas personas, casi no deja rastros de su existencia.

Espero que os haya gustado (e interesado) este nuevo Post 🙂 Si deseáis compartir vuestras experiencias o comentar… estaré encantada de leeros !.
¡¡ HASTA OTRA !!

Sexy_Vampire_by_captinheroC2J

Anuncios