Antes de comenzar, este artículo, quiero agradecer encarecidamente a la doctora Claude Montilliette (excelente astrónoma/astróloga franco/canadiense),  su inestimable colaboración en la materia que élla domina.   Sin su participación, este Estudio no hubiera sido posible.

Gran parte de las directrices, orientaciones y texto, dedicado al planeta Plutón, es de su autoría y yo, únicamente, me he limitado a traducirlo y adecuarlo al tema que voy a presentar.

Una de las curiosas “casualidades”, que he hallado, dentro del Estudio de los Tests caracterológicos, de los cuáles he recibido miles, de todas las partes del Mundo, totalmente cumplimentados, es la cohesión de un Planeta natal en la mayor parte de todos los llamados “pura sangre”. Es decir: personas cuyo rh negativo es propio y heredado, ininterrumpidamente, de varias generaciones anteriores. Primordialmente representado en los grupos B y AB negativos (en menor medida en los A- y los 0-). Este planeta es Plutón. En la mayor parte de los casos, rige la Casa Octava de la Muerte. Y como bien me ha indicado la dra. Montilliette también es la Casa de la deuda kármica colectiva.

Pluton-colision

Curiosamente, otro aspecto a tener en cuenta es que la mayor parte de las familias catalogadas como “illuminatis” (presumiblemente “Nuevo Orden Mundial”) mas famosas, importantes y, acusadas de conspiradoras, como son la Familia real inglesa, los Rockefeller, los Bush y los Kennedy (todos ellos con factor rh negativo) tienen aspectado, en sus cartas natales, este dominio de Plutón

¿Casualidad o Ley cósmica de herencia genética ancestral?.

Vamos a analizar una de las familias ya casi desaparecidas: Los Kennedy, ya que por discreción (y promesa de secretismo) no puedo presentar los casos de personas con nombre y apellidos, actuales y “normales”, con las que estoy trabajando. Pero seguro que algunos de vosotros os sentiréis representados por esta familia… salvando las distancias económicas y sociales.

EL CLAN KENNEDY

Clan Kennedy

Rose Kennedy falleció el 22 de enero de 1995.  Siendo aún joven había enterrado a su primogénito Joseph, muerto en la Segunda Guerra Mundial y a una de sus hijas, víctima de un accidente de aviación.

Apoyada sobre su bastón y con su clásico gesto severo, se despidió años mas tarde de John Fitzgerald (AB-) y Robert (AB-), ambos asesinados: el primero en 1963, cuando ejercía la primera magistratura de los Estados Unidos y el segundo en 1968, tras realizar una brillante carrera política que, probablemente, lo hubiera llevado al mismo puesto que ocupara su hermano.  Entretanto Rosemary, la mayor de sus hijas, permanecía encerrada en una institución para discapacitados mentales.

A los 104 años de edad, Rose aún continuaba gobernando el clan que élla y su esposo habían fundado.

Los Kennedy fueron, sin duda, la familia que mayor poder tuvo durante el pasado siglo. Sin embargo, junto con el dinero y la gloria sobrevino la tragedia. 

¿Existe alguna relación entre el poder y la violencia? ¿Pueden darse de manera separada o son siempre necesariamente uno el complemento de la otra?.

Con este estudio, analizamos la historia de la familia Kennedy con el propósito de descubrir si el destino similar que pareció regir a todos sus miembros es obra de la casualidad o producto de una misma energía que afecta a todos los que llevan ese apellido y convergen en el mismo tipo de factor sanguíneo.  La mayor parte de los miembros de la familia Kennedy eran AB negativos y tenían a Plutón en su casa octava.

ROSE y JOHN KENNEDY. AB negativos

Joseph Kennedy (B-) inauguró la tradición política familiar como embajador en Inglaterra, pero no fue en el ámbito de la política donde hizo su fortuna, sino operando en la bolsa.

Su esposa Rose (AB-) siempre estuvo a su lado apoyándolo o, tal vez, dándole órdenes precisas entre bambalinas. No es raro que esta fuerte figura matriarcal levantara siempre sospechas (siempre se le acusó de reptiliana/illuminati, muy en la línea de la Reina Isabel II – rh 0 negativo – del Reino Unido), dada su entereza – e, incluso, su aparente impasibilidad – ante las trágicas muertes de cuatro de sus nueve hijos, la enfermedad mental de Rosemary (B-) y la acusación de violación a uno de sus nietos, entre otras desgracias.

Tras el fallecimiento de su esposo, ocurrido en 1969, la viuda siguió sola durante 26 años mas su destino en esta tierra como testigo de la fatalidad, sobreviviendo incluso a su nuera Jacqueline (0-), la cual falleció en 1994 víctima de un cáncer.

Controlaba todos los movimientos de su familia y, a pesar de las nefastas consecuencias que la política trajo a sus herederos, nunca pareció inducirlos a abandonar la lucha por el poder, sino mas bien todo lo contrario.

Su deceso coincidió con el ingreso de Plutón en Sagitario.  El planeta, tan significativo en la vida de la familia Kennedy, tal vez haya liberado a esta familia, a partir de la muerte de la matriarca, de su pesada carga kármica.  Al menos, por esta vida…

Edward (AB-), el último patriarca (senador por Massachusetts), también falleció en el año 2009, después de haber pasado unos difíciles años de desavenencias conyugales y viéndose envuelto, constantemente, durante la mayor parte de su vida, en serios escándalos dónde el alcohol, las mujeres, la corrupción y el sexo eran los protagonistas.

cementerio

EL ESTIGMA DE PLUTÓN:

La ley del Karma – aquélla según la cual todo lo que nos ocurre es consecuencia de lo vivido en existencias anteriores – no rige sólamente los destinos de las personas individuales.  También puede afectar a una familia, a una sociedad e incluso a una raza, ya que hay actos colectivos que generan, a su vez, un karma colectivo.  Memoria histórica genético/cromosomática.

Sexo, violencia, muerte, escándalo, secretos, tragedias y una inmensa fortuna, son los ingredientes que alimentaron la saga de los Kennedy.

Todos estos asuntos se asocian con el planeta Plutón, que rige a Escorpio y a la Casa Octava de la Muerte.  

Una explicación posible al aparente ensañamiento del destino con esta poderosa familia surge al analizar las cartas natales de sus integrantes: tanto Plutón como el signo o la Casa regidos por este planeta, se encuentran sumamente enfatizados en las cartas de la mayoría de éllos.

Si tenemos en cuenta, además, que Plutón simboliza la realización del karma, podremos deducir que tanta tragedia sólo podría atribuirse al cumplimiento de una ley cósmica… al pago de una deuda ancestral.

Uno de los principios de la Ley de Newton dice que: “Para cada acción debe existir una reacción igual y opuesta”.  Si una persona intenta elevar su conciencia, al instante se hallará enfrentado a todas las fuerzas del mundo, que tratarán de disminuirla.  Así, cuando alguien comienza a vibrar en dirección a energías mas positivas, se vuelve automáticamente mas sensible y deberá enfrentarse a las energías negativas que representan una reacción igual y opuesta a sus acciones.

¿No sería éste el caso de los hermanos John y Robert Kennedy?.  Ambos luchaban por un ideal de paz e igualdad, defendiendo la vida y los derechos humanos y se encontraron con una reacción opuesta, al ser asesinados y violados esos derechos.

Sin saberlo conscientemente, estos dos hermanos tal vez lucharon por revertir el pasado kármico de su familia…

luchando contra demonios

Como ya sabéis… no soy dada a plasmar conclusiones en mis Artículos.
Me limito, siempre, a exponer hechos probados y prefiero que vosotros mismos lleguéis a un resultado lógico (o no tan lógico 😉 ).
Aquí tenéis una historia bien documentada.  Servida en mi bandeja de palabras.
Creo que muchas de vuestras consultas han obtenido una respuesta aunque no haya sido directa y personalizada.
Un abrazo para tod@s mis lectores y… ¡¡ hasta otra !!.

beso alado

Anuncios