Para superarnos, necesitamos un conocimiento profundo de nosotros mismos. Desde hace miles de años, el hombre trata de descifrar los secretos y misterios de su mundo interior. Con el siguiente texto, trato de divulgar las técnicas y métodos para ser mejores y… sentirnos mejor. A mí me da muy buen resultado en mis momentos difíciles. Espero que, a vosotros, también  🙂  

INTRODUCCIÓN:

Todos los episodios que vivimos a diario, desde los mas simples, como tener que afrontar una larga fila de personas para realizar un trámite, hasta los realmente serios, como la enfermedad o la pérdida de un ser querido, nos van cargando de tensiones y preocupaciones que alteran nuestro equilibrio psicofísico.

T.1
En la sociedad actual parece no existir actividad que no implique un cúmulo considerable de preocupaciones: las padece tanto el ejecutivo con su agenda llena de citas a cumplir, como el ama de casa que, pensando de qué manera llegar a fin de mes con el dinero disponible, debe además cocinar con prisas porque sus hijos llegarán del colegio de un momento a otro.

Con sólo echar una mirada atenta a nuestro alrededor, podremos comprobar que la tensión aparece en menor o mayor medida en casi todas las personas que nos rodean. Cada uno de nosotros experimenta a diario circunstancias y hechos capaces de preocuparnos e intranquilizarnos. Sin embargo, algunas personas parecen más capaces que otras de sobrellevar este hecho.

 

Man buried in paperwork --- Image by © Gabe Palmer/CORBIS

 

Mientras que algunos individuos parecen soportarlo todo con poco esfuerzo, otros, en cambio, se sienten abrumados ante el menor inconveniente. ¿En qué reside la diferencia?. ¿Qué hace que, mientras unas personas crecen y se fortalecen frente a los problemas, otras se derrumban día a día sintiendo que todo resulta cada vez más difícil de soportar?.

De acuerdo con las últimas investigaciones realizadas por renombrados psicólogos e investigadores, la diferencia parece hallarse en el modo diferente de percibir una misma situación. Dicho con otras palabras: frente a un mismo hecho, un individuo “ve” una situación de crisis (sintiéndose, por lo tanto, desalentado ante la misma), al tiempo que otro “percibe” el acontecimiento como un desafío estimulante (y creciéndose ante él).

T.3
UNA VISIÓN DIFERENTE:

Aprender a ver las cosas de otra manera, cambiar la percepción de los hechos es, entonces, la primera clave para vencer las preocupaciones y tensiones.

Ver las cosas de este modo no constituye, por lo general, una cualidad natural. Sin embargo, es algo que cualquiera de nosotros puede aprender a hacer con el entrenamiento adecuado.

T.4

¿En qué consiste, concretamente, ésto de “ver” las cosas de otra manera?. Pongamos un ejemplo: Debemos mudarnos. Frente a esta perspectiva, no son pocas las preocupaciones que pueden aparecer: encontrar una nueva vivienda adecuada a nuestras necesidades, dejar a los viejos conocidos y vivir entre extraños, contratar una empresa de mudanzas, etcétera.

Por supuesto que, visto desde este punto de vista, resulta una perspectiva preocupante. Pero si logramos cambiar la visión, podremos percibir la situación de la mudanza como la oportunidad de encontrar una casa mejor y mas adecuada a nuestras necesidades actuales y la posibilidad de hacer nuevos amigos en el futuro destino. De esta manera, habremos pasado de ver la misma situación como una crisis, a experimentarla como un estimulante desafío.

Si aprendemos a mirar la vida desde la perspectiva adecuada, aquéllo que podría preocuparnos e intranquilizarnos pasará a convertirse en una oportunidad para progresar y desarrollarnos personalmente.

T.5

DEDICACIÓN Y CONTROL:

Otro factor a tener en cuenta es que las tensiones y preocupaciones pueden ser superadas con éxito por aquellas personas realmente dedicadas a lo que hacen. Si en verdad estamos compenetrados con lo que hacemos – si, por ejemplo, somos enfermeros porque deseamos socorrer a otros en el dolor; somos peluqueros porque creemos que es importante que la gente se sienta guapa y bien consigo misma; somos músicos porque entendemos que la música ofrece belleza y felicidad al mundo; somos abogados porque creemos que la justicia triunfará  – entonces nos resultará mas sencillo atravesar una crisis.

T.6

El control, aseguran los expertos, es otro punto de importancia en este tema. Las personas más resistentes a las preocupaciones son aquéllas que están capacitadas para ejercer cierta dosis de control sobre sí mismas. Son los sujetos que logran controlarse y no derrumbarse ante la pérdida del empleo o cuando sufren alguna enfermedad.   También suelen tener la  capacidad de mantener cierta distancia frente a sus crisis internas como para poder buscar soluciones mas objetivas.

T.7

A continuación, analizaré detalladamente dos de las fuentes de tensión y preocupación mas comunes de nuestros tiempos: los conflictos conyugales y los de índole económica:

CONFLICTOS CONYUGALES:

Con el transcurso de los años, las relaciones de pareja suelen desgastarse; ésto ocasiona un estado de preocupación difuso, pero permanente. No estamos hablando de aquellos matrimonios que tienen un motivo puntual de preocupación – como puede ser la infidelidad de uno de sus miembros o la imposibilidad de procrear – sino de esa sensación de que no todo marcha tan bien como al principio, producto de pequeñas, pero permanentes desavenencias.

Esta situación genera entre los miembros de la pareja un constante estado de tensión que se agudiza día a día.

T.8

La clave para reducir la tensión matrimonial reside en modificar el estilo de comunicación, ya que en muchos casos de desavenencias conyugales, el verdadero problema no es el asunto que se discute, sino el mediocre estilo de comunicación.

Ciertos estilos de comunicación – como culpar al otro o atacarlo, decidir por decreto y restarle importancia a los problemas o evitarlos – no solucionan la tensión, sino que la acrecientan.

Por el contrario, las parejas mas capaces de resolver este tipo de tensiones son las que desarrollan modos prácticos de solucionar sus desacuerdos.

Utilizando el concepto que mencionábamos, al principio, aquél que se remite a la capacidad de poder ver las cosas de una manera diferente, puede transformar las peleas en discusiones constructivas para solucionar problemas, aprendiendo a descubrir estilos negativos de comunicación y corrigiéndolos.

T.9
Algunas maneras de lograr ésto son las siguientes:

1.- Concédase un período provisional para que las cosas se calmen si fuera necesario, pero no ignore indefinidamente un problema con la esperanza de que éste desaparezca. Haga planes para resolverlo.

2.- Tenga siempre en cuenta que su cónyuge no puede leer sus pensamientos y no tendrá modo de conocer lo que a usted le molesta, si usted no se lo dice.

3.- Diga lo que piensa sin hacer sentir culpable a la otra persona. En lugar de decirle: “Estás equivocado” o “Cometiste un error”, diga: “No me gusta que…” o “Me duele que…”.

4.- No decida nada por decreto. No diga: “Esto lo hacemos así y basta” o “Así lo hacen todos y así lo haremos nosotros”. Consulte con su pareja y decidan ambos qué es lo que desean hacer.

T.10

PREOCUPACIONES ECONÓMICAS:

Qué es lo que más nos preocupa y tensa respecto del tema del dinero?. Principalmente, el miedo a lo que pueda ocurrir si no tenemos lo suficiente. La inflación, la inestabilidad económica, la posibilidad de un gasto imprevisto y otros factores de riesgo nos generan incertidumbre.

En caso de que usted se encuentre en un estado de preocupación por su porvenir financiero, para poner bajo control esa situación y disolver muchas instancias innecesarias, tómese algún tiempo para analizar dónde se encuentra actualmente, decidir dónde quiere encontrarse y planificar cómo llegar hasta allí.

T.11

Para conseguirlo, puede comenzar haciendo lo siguiente:

1.- Confeccione un presupuesto por escrito. Además de darle una idea mas realista de lo que se puede o no se puede permitir en materia de gastos, le revelará adónde va a parar ese dinero que aparentemente se “vuela” con tanta facilidad. Con un presupuesto escrito ya no le será posible decir: “Entre ayer y hoy gasté tanto y no sé en qué”. Así, usted controlará su dinero y no el dinero a usted.

2.-   Establezca un plan. Si tiene en mente realizar un gasto extraordinario, como comprar un coche o salir de vacaciones, defina por escrito un plan de acción y ahorro, estableciendo cómo y de qué manera puede alcanzar su objetivo.

3.- Reúna a toda la familia para hablar de dinero. Las discusiones regulares y planeadas acerca de las finanzas de la familia tienen el poder de evitar peleas al respecto, eliminando conflictos y acusaciones.

4.- Considere la posibilidad de pedir ayuda. Si necesita asesoramiento para establecer su presupuesto o administrar sus deudas, piense que el consejo de un economista podría resultarle de una ayuda inestimable.

5.- Establezca fondos de emergencias. Intente reservar siempre una parte de su salario para gastos imprevistos.

6.- Busque algo más que dinero para sentirse bien y medir su autoestima.   Los beneficios inmateriales – amistades, trabajo comunitario, etc. – pueden ayudarle a equilibrar las crisis financieras.

T.12

OTRAS SITUACIONES ESTRESANTES:

Otras situaciones consideradas entre las mas estresantes son aquéllas relacionadas con los cambios. Toda situación de cambio genera en nosotros un sentimiento de angustia – frente a la pérdida que experimentamos – y de ansiedad y temor frente a lo nuevo que, si bien puede ser deseado, es sin embargo desconocido y, por lo tanto, amenazante en algún aspecto.

Incluso los cambios mas favorables y deseados (como, por ejemplo, casarse con la persona amada, realizar un viaje largamente soñado, mudarse a una vivienda que hemos elegido con toda ilusión…) conllevan un sentimiento de pérdida. En el primero de los casos, se trata de perder la soltería, en el segundo y el tercero, la seguridad que nos ofrece la residencia habitual.

T.13

Cuáles son las situaciones en las que el ser humano experimenta con mayor intensidad esta sensación de cambio que conlleva sentimiento de pérdida y temor ante lo desconocido?. De acuerdo con la opinión de los psicólogos: Las Mudanzas y los Divorcios.

LA MUDANZA:

Se trata de cambiar de ciudad, de barrio o simplemente de trasladarse a otra vivienda ubicada en la misma manzana…   La mudanza es de por sí una situación angustiante.

T.14

Sin embargo, algunas estrategias permiten minimizar sus efectos:

1.- Trate de no deshacerse de ningún objeto querido al pasar de una casa a otra.   Estos objetos forman parte de usted y le servirán de “colchón” para amortiguar el golpe que significa cambiarse de casa. Por éso, si antes de mudarse planeó no llevar ese sillón “porque no combina con el nuevo hogar” piénselo dos veces. Tal vez el recuerdo de tantos momentos agradables pasados en ese sillón, lo hagan sentirse realmente “en casa” cuando se encuentre en contacto con él.

2.- Concédase tiempo para adaptarse. Numerosos estudios demuestran que se tardan seis meses en separarse de la vieja casa y dos años en adaptarse completamente a la nueva, y sentirse realmente cómodo en élla. Por éso, no se deprima si, transcurrida una semana de la mudanza, usted aún siente que ésa “no es su casa”.

3.- Mantenga, en la medida de lo posible, vínculos con las actividades que realizaba en su antigua residencia (deportes, actividades religiosas, etc.).   Si en su anterior residencia usted asistía a un gimnasio para tomar clases de aeróbic, por ejemplo, no deje de buscar un nuevo club o gimnasio donde realizar la misma actividad en su nuevo barrio o lugar de residencia.

4.- Piense en la mudanza como una aventura y un desafío, imaginando las nuevas posibilidades que se pueden presentar. Visualícelo como una maravillosa puerta que se abrirá para tener nuevas experiencias.

T.15

EL DIVORCIO:

No hay divorcio sin preocupación, tensión y sufrimiento. Es importante asumir ésto desde un principio. Cuando es uno mismo quien inicia la ruptura, el sentimiento de culpa puede ser devastador.   Si, en cambio, el divorcio es iniciado por nuestro cónyuge, los sentimientos experimentados por nosotros pueden ser varios: abandono, incredulidad, amargura y decepción.

Tal como lo hemos presentado hasta ahora, el panorama no parece nada alentador, ¿verdad?

不安を感じるシニア夫婦

Sin embargo, si comenzamos a aceptar el dolor que implica un divorcio (o una separación sentimental), y no intentamos negarlo, ya nos hallamos en condiciones de intentar un cambio de perspectiva y de control de la situación, que puede resultarnos de suma utilidad a la hora de atravesar el doloroso trance y crecer a partir de él.

T.17

Algunos puntos a tener en cuenta para lograrlo, son los siguientes:

1.- Confíe en la ayuda de sus amigos para afrontar el shock. No se encierre a llorar en soledad por lo que ha perdido.   Recurra a sus seres queridos.

2.- Dése tiempo. No se apresure en volverse a sentir feliz y entusiasmado. Su psiquis necesitará recuperarse del duro golpe y esto lleva unos meses. Recuerde que, a veces, los caminos más cortos son los más inseguros.

3.- Considere la posibilidad de buscar ayuda psicológica. El consejo de un profesional podría ayudarle a descubrir el lado positivo de la situación.

4.- No se apresure a comenzar una nueva relación. Supere los rencores y sentimientos depresivos de su divorcio antes de formar otra pareja. Esto es:”solucione” una relación antes de involucrarse en otra.

5.- Dedíquese a alguna actividad que le resulte gratificante. Reserve una parte de su tiempo para hacer deporte, practicar algún hobby, etc.

6.- Transforme el divorcio en una oportunidad para mejorar. Considere las posibilidades de madurar, explorar varias opciones y dar pasos para hacer cambios positivos en su vida.   Tal vez usted mismo necesite un reajuste para próximas experiencias…

Final Blog

Personalmente, mis queridos lectores, os diré que yo he pasado por todos (o casi todos) los cambios que expongo en este texto y… sigo caminando por la vida con una sonrisa y con la esperanza de que, un día, venga a mí el equilibrio total: Un premio de la lotería que me elimine las preocupaciones económicas, un hombre cabal y honrado que me ame – y lo ame – de verdad; con sinceridad y sin ambages; una vivienda preciosa de la que jamás quiera mudarme… etc, etc. 🙂 

Mientras tanto, ante los cambios inesperados y sobrevenidos, Buena cara y mucha valentía !!!   La esperanza es lo último que se pierde 😉

Abrazos para tod@s.   Nos vemos en mi próxima “entrega”…..

Anuncios