Es curioso comprobar como cada persona, de acuerdo a sus creencias, costumbres, orígenes y educaciones, amolda algo tan científico (técnicamente frío) como es la diferencia, claramente demostrable, de los orígenes de los seres humanos desde el punto de vista del factor sanguíneo.

Desde la facción occidental, netamente adelantada a nivel tecnológico y social, se da pábula cierta al origen alienígena de los rh negativos, hasta el punto de rayar la excesiva ciencia-ficción peliculera.

Desde los puntos de vista orientales, menos “modernos” y mas anclados en el pasado (retrasadamente conservadores), se crée en una procedencia divina, mas cercana a los ángeles y/o al mismo Dios.

Lo cierto es que todavía estamos “en pañales” con este tema y si bien es evidente que rh negativos y rh positivos no compartimos los mismos orígenes, es casi imposible – al día de hoy – asegurar, de forma concluyente, cuáles son éstos.

Si analizamos ambas posiciones enfrentadas… podemos darnos cuenta de que las dos tienen un nexo en común: Orígenes extra-terrenos de los rh negativos.

Pero… ¿Quiénes son los Ángeles? ¿Quién es Dios? ¿Acaso no pueden ser, también, alienígenas que, por intereses religiosos, hemos humanizado, no a la imagen y semejanza del Creador, sino a la nuestra propia?. ¡Pensadlo!.

Tan viable es imaginarnos al Ente Divino como un anciano de piel marfileña con cabello y barbas blancas como pensar que es un reptil de color verde y con escamas. En ambos casos, es un ser intangible, que nadie ha visto ni ha tocado de forma física. A ésto se le llama “fé” y la “fé” es libre, volátil e imaginativa.

Incorporeidad divina

Al principio de editar este Blog… tuve bastantes mensajes con insultos, amenazas, coacciones, etc. de personas beatas pertenecientes a las dos religiones mas radicales: catolicismo e islamismo.
Ahora, transcurridos varios años, he llegado a tener variadas y controvertidas conversaciones con personas inmersas en ambas tendencias religiosas (cabezas visibles de éllas) y, si bien la paz no está entre nosotros (sonrisa), sí hemos llegado a confluencias, aceptables, sobre algunas teorías plausibles.

Hace pocos días, un Imán islámico me dijo: “Los rh positivos son creaciones de Dios y los fabricó de barro a su imagen y semejanza; los rh negativos sois los hijos bastardos de los ángeles y os dejaron sobre la Tierra por ser el fruto de la fornicación pecaminosa entre ellos y las mujeres de barro “.

Curiosamente, esta visión musulmana coincide con un capítulo de la Biblia católica que, seguramente, todos conoceréis:

Génesis 6: “Aconteció que, cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les nacieron hijas, al ver los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. Entonces el Señor dijo: No contendrá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; pero vivirá ciento veinte años. Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Éstos fueron los hombres valientes que desde la antigüedad alcanzaron renombre”.

ángel y humana - génesis

Pero mis preguntas siguen siendo las mismas: ¿Quién es Dios; quiénes son sus hijos/ángeles… de dónde vinieron… a qué lugar pertenecen…? ¿Tan descabellado es creer que son seres de otro planeta que, viendo la Tierra deshabitada, decidieron crear unos entes que la poblaran…?. Es lo mismo, no?.  En suma: Ciencia y Religión hablan el mismo idioma pero con diferentes acentos.

Si lo pensamos seriamente, ambas visiones confluyen en una misma conclusión: Los rh positivos fueron “creados” (de una u otra forma: mediante manipulación genética en un laboratorio o por fabricación cerámica en un horno alfarero) y los rh negativos fueron “abandonados” en este Planeta (también de una u otra forma: por razones organizativas o como “castigo” por su impureza).

Personalmente, como rh negativo que soy, prefiero sentirme una alien a ser la retataranieta bastarda de Dios (ésto último me suena a prepotencia sobrevenida y a una carga muy pesada para nuestros hombros humanoides), pero es evidente – como ya he dicho – que ambas acepciones pudieran ser correctas y, ¿por qué no?, también estar sujetas a superposiciones… 😉

Esto no significa que los rh negativos seamos el summum de la bondad o de la perfección. ¡En absoluto!. Creo que, incluso, podemos ser todo lo contrario, ya que la mayoría poseemos unas características peculiares (algunos les llaman “dones”) que, mal utilizadas, pueden convertirnos en verdaderos manipuladores tiranos.

Como tanto los sacerdotes católicos como los imanes islámicos siguen insistiendo en la “posible” procedencia angélica de nuestro factor rh negativo (negando, categóricamente, cualquier otro tipo de origen, literalmente, extraterrestre) me he tomado la licencia de relacionaros las Jerarquías angélicas a ver si vosotros os reconocéis en alguna de éllas… 😉 🙂 

Jerarquías angélicas

LAS JERARQUÍAS ANGÉLICAS:

Según la Cábala hebrea, existen 72 espíritus puros creados por Dios para servirlo y adorarlo. También son 72 las letras que, según la cábala, forman el sagrado e impronunciable nombre de Dios. Cada especie de estos seres superiores conforma un coro y los nueve coros están organizados en tres Jerarquías.

LA PRIMERA Jerarquía está integrada por los Querubines, los Serafines y los Tronos.
1.- Los Querubines son los ángeles que están alrededor de Dios. Se sienten particularmente atraídos por los juguetes, los dulces y los objetos de colores brillantes.
2.- Los Serafines son los guardianes alados que están alrededor del trono de Dios. Se sienten atraídos por la poesía y los cuentos de hadas; tienen una clara inocencia infantil.
3.- Los Tronos tienen como misión fundamental contemplar y adorar a Dios. Se sienten atraídos por el silencio, la soledad y la quietud mas absolutas.

LA SEGUNDA Jerarquía está integrada por las Dominaciones, las Virtudes y las Potestades.
1.- Las Dominaciones son seres celestiales algo melancólicos y profundamente adentrados en los misterios de la Creación.   Son muy sensibles a los ambientes místicos y se sienten muy atraídos por la iluminación tenue y los tonos neutros..
2.- Las Virtudes son seres celestiales que intermedian entre la espiritualidad y el mundo. Les atraen los sitios aromatizados con incienso o perfumes como el sándalo y la rosa. Les encantan los espacios con grandes extensiones de agua.
3.- Las Potestades son entidades que tienen por misión cuidar del mundo en general. Se sienten atraídos por las multitudes y los espacios abiertos.

La TERCERA Jerarquía está integrada por los Ángeles, los Arcángeles y los Principados. Estas tres entidades tienen por misión cuidar de los seres humanos y su entorno.
1.- Los Angeles son seres celestiales que fueron creados, por Dios, para ser sus mensajeros, para hacer su voluntad y para ayudar a la humanidad. Se sienten atraídos por el aroma, el color y el sabor de las frutas. Les gustan los colores luminosos y el calor.
2.- Los Arcángeles, cuya misión es, fundamentalmente, traer a la Tierra amor y compasión. Se sienten atraídos por la fauna en general (toda clase de animales) y por la música coral. Sus colores son los tonos pastel.
3.- Los Principados, cuya misión es cuidar del reino vegetal y mineral. Se sienten atraídos por los lugares inhóspitos y solitarios: bosques, matorrales, cuevas… Sus colores: los tonos oscuros.

con las alas extendidas

Mis apreciados lectores:  Como habréis podido comprobar, esta entrega ha sido diferente a lo que os tengo acostumbrados.  No hay datos científicos, no hay lógica demostrativa, ni tan siquiera hechos históricos… pero sí hipótesis tan viables como cualquiera de las que pueden pulular por ahí… 😉 
Espero que os haya gustado (cuanto menos, entretenido) y… hasta otra !!!.

 

 

Anuncios